Historias de antepasados (klaus)

Toda familia, sin importar de donde venga, tiene alguna clase de historia intrigante e interesante que contar. ¿Que les parece si relatamos las que nos sabemos aquí? Le puede haber pasado a sus padres, a sus tíos-tatarabuelos de segundo grado o a un individuo tan atrás en su árbol genealógico que no tienen la mas mínima idea de que apelativo deberían usar para referirse a el. Son la clase de historias que les han contado sus padres o abuelos, y que les gustaría contar a sus hijos y nietos. Y, por que no, al gentío de este lugar.

La idea es que no sea algo demasiado largo (aunque tampoco one-liners), a fin de mantener la atención de los lectores.

Comenzare yo, con la historia de mi tatarabuelo Charles Rogers, la cual solo recientemente se ha podido llegar a aclarar un poco gracias a la labor investigativa de varios integrantes de la familia…

No se sabe muy bien en que año nació el hombre que vino a ser llamado Charles Rogers. Llego a Chile, específicamente al puerto de Valparaíso, en 1837, a bordo de un barco sin bandera, del cual supuestamente era el capitán. Pero no era un capitán mercante o militar, si no que un corsario, que se habría aburrido de la vida de pirata al servicio de la Corona Británica, deseando instalarse en Chile, país que por ese entonces prometía mucho para este ingles que también estaba educado en las ciencias de la ingeniería y la economía.

Sin embargo, resultaría que Charles Rogers no era ingles; tampoco era corsario; de hecho, ni siquiera se llamaba Charles Rogers! ¿Quien era, entonces? Recientemente se descubrió que su origen se encontraba no en las tierras bajas de Inglaterra, si no que en las brumosas montañas de Escocia. Aunque su nombre de pila real aun es un misterio, sus apellidos en realidad eran MacIntire y Robertson, no Rogers y Holder. Y nunca había trabajado como corsario; en realidad, era el hijo de un acaudalado mercante, cuyos negocios el debería a futuro haber pasado a administrar. Entonces, ¿por que un escocés educado, protestante y de buena familia súbitamente decide irse al fin del mundo, cambiarse el nombre, y hacerse pasar por pirata? Simple: De lo contrario, su vida habría terminado de manera muy prematura.

Resulta que uno de los primos de la familia MacIntire-Robertson, de quien solo se sabe el nombre, que seria Thomas, no veía con muy buenos ojos que su padre hubiese sido privado de las propiedades familiares por ser considerado un patán (efectivamente, habría sido desheredado por el abuelo de mi tatarabuelo por gastar su tiempo en viajes por el mundo en lugar de estudiar), y siendo el violento hombre que por lo visto era, habría mandado sicarios a terminar con la vida de sus mas afortunados primos (no queda del todo clara la razón, pero las opciones mas probables son venganza o derivación de herencias, aunque es posible que haya detalles aun sin conocer). Uno de sus objetivos habría sido asesinado, mas no el caballero del cual provengo, que gracias a sus contactos con muchos marinos mercantes, con quienes solía negociar, pudo escapar al lugar más lejano imaginable: Chile.

El nombre con el que seria después conocido, Charles Rogers, en realidad habría correspondido al capitán del barco en el que llego a Chile (barco que efectivamente servia como corsario de la corona británica), que pocos días antes de llegar a puerto muere a causa de lo que se presume una infección terrible (las descripciones dejadas escritas por mi tatarabuelo dan cuenta de algo que posiblemente fue tifus). De hecho, casi todos los tripulantes del barco mueren al cabo de un año a causa de la misma infección; de alguna manera, mi tatarabuelo sobrevive a esto. Una Biblia del Gentlemen’s Bible Club of London impresa en 1814 que siempre llevaba consigo (y que hoy se encuentra en manos de mi abuela paterna) tiene diversas anotaciones de su puño y letra, en las cuales indica las fechas exactas en que cada uno de los tripulantes muere; el ultimo, un tal Nathaniel, muere en 1839. Por lo visto habría entablado grandes amistades con los corsarios que le salvaron la vida.

De los sicarios y el pérfido Thomas, nunca se supo, y todo contacto con la familia en Escocia se perdió. Pero la familia Rogers va ya hoy en su sexta generación en Chile, con el honor de ser un importante actor en la instauración de los Bomberos en este país, por lo que algo bueno salio de todo esto.

Así que hoy hablo con ustedes gracias a un barco lleno de piratas intoxicados y un sanguinolento tío-tatarabuelo de segundo grado. Quien lo diría.

—————–

(driany)
Contaba buenas historias mi vieja… falleció hace un par de años. Tb odiaba a BUSH y su estúpida guerra…

E idolatraba a Pin8, debido a que la salvó del comunismo… hay que tener en cuenta de que mi abue conoció la cara mas oscura del comunismo y en la URSS no se habla de 30 mil detenidos desaparecidos… se habla de mas de 10 millones de rusos masacrados por Stalin.

Tenía una simpática teoría sobre las cuentas del ritz, eran una conspiración comunista, le pusieron dinero a Augusto en su banco para joderlo.

Notable manera de joder a alguien, metiéndole cash a su cuenta bancaria… como para pensarlo.

Eso me recuerda las 21 monedas de oro de fines de los 60 que compró mi abuelo!

Estaban eh… enterradas debajo del gallinero xDDDDDDDDDD luego desaparecieron misteriosamente, hasta que falleció mi viejita y las monedas aparecieron dentro de un paquete cosido de muchas capas de tela en el colchón viejo del abuelo.

Mi vieja vivía como si estuviese en la miseria, y tras su muerte, en los armarios hechos por mi biscabuelo, aparecieron montones de chalecos, lana, telas, vestidos, zapatos, abrigos…

Todo prácticamente Nuevo…..

Cosas de la guerra, i think.

Sobre mi familia paterna pos… estamos hablando de una familia conformada por mi abuelito, mi abuelita y… sus 10 hijos O_O

Que manera de pasar embarazada la señora!!!!

———————

(kharas)
Oh, por mi parte tengo herencia de Alemanes (historia pérdida pues mi tía abuela que era la depositaria de la historia familiar falleció anticipadamente y no dejó registro de los mismos) Suizo-Alemanes, Vasco-Franceses nobles (con castillos y todo), y Españoles Nobles (Godos) también (con título y todo).

Por lo tanto, mi herencia familiar también me indica que debo pelear conmigo mismo a cada rato (ya saben, Francia y Alemania, el “enemigo heredado”).

La historia que conozco mejor es la de mi línea paterna, de herencia hispánica.

Si bien no sé como llegan a Chile ni a Linares en específico, sé que ya en el Siglo pasado poseían una empresa de somieres, en su época la más importante de la zona del Maule. Esta empresa lucrativa habría sido el principal sustento de la familia hasta que mi Tatarabuelo, Casiano Alarcón vivió la vida, y la vivió bien dicen.

Una empresa puede ser muy grande, pero con 108 hijos reconocidos ni Microsoft aguanta, y si bien la línea oficial de la familia naturalmente fue privilegiada a la hora de la herencia, mi tatarabuelo se preocupó de todos estos hijos y les dejó un buen pasar, aunque claro, ya no era comparable a los tiempos anteriores.

Sin embargo, en la línea oficial, de su matrimonio con la hija del último marqués de González en España, uno de sus hijos, mi Bisabuelo, Arsenio Alarcón González, prosperaría particularmente bien en comparación con los demás. Su empresa, Compañía de Muebles Sudamericana (hoy Fábrica de Muebles de César Cayo Alarcón Figueroa) fundada en 1912 es hoy en día la empresa existente más antigua de la región, y presta al centenario, en sólo cinco años más.

Sería don Arsenio padre de la Señora Elilian de Alarcón de Barros-Echeñique, quien quedaría sin madre en el momento de su nacimiento. Ella sería la mayor del clan, y al no tener madre real, la cercanía a sus abuelos, por ambas familias sería particularmente elevado, al punto de haber sido la (culpable digo yo) responsable de la idea de extirpar la partícula “de” del apellido, basándose en criterios (estúpidos a mi parecer) como el que ella sería tres veces de al casarse (mujeres…). De destacada experiencia de vida, y con gusto por los alemanes como pareja (en su época, justo al terminar la guerra, los malvados alemanes, gusto casi prohibido y mal visto por los sectores franceses cercanos a la familia), es ella quién hoy me cobija en Stgo y a pesar de aquello que considero errores (como el quitarse el “-Echeñique” porque la molestaban diciéndole “la meñique” y al ser super consentida se lo permitieron!!!!) estoy agradecido de ella.

La vivienda de la familia se construiría en Linares, en los alrededores de los terrenos donde se ubicaba la empresa. Su construcción comenzaría cuando Elilian tenía cerca de 10 años y se mudó de la casa de sus abuelos maternos a la de su padre, mi bisabuelo, porque “¿donde iba a traer ella a sus compañeros a estudiar?”. Con ello convenció a mi bisabuelo de comenzar a construir los cimientos de la casa familiar.

Don Arsenio, sería superintendente de Bomberos (si Klaus, estamos ligados por la historia bomberil!) y si bien iba a ser Intendente de Linares (cuando tenía Intendencia, en la época de los Radicales, con González Videla si mal no recuerdo), sólo lo fue un par de días por cuestiones de intriga, y el “borrado” histórico empujaría un tanto a la familia hacia la derecha (siendo que con Recabarren (cuyo nieto es vecino mío) un familiar fue uno de los fundadores del PC chileno, para mi línea, vergüenza familiar). La época de González Videla sería la Edad de Oro de la Familia, y luego vendría un lento ocaso.

Don Arsenio tuvo cuatro hijos más en Nupcias con doña Clodomira Figueroa (o como decimos internamente a los parientes de su familia, los Fieroga, por tener un genio terrible, como el de una fiera.) Mirto, María Elena (el nombre femenino más común de la familia), Arsenio (apodado “Tulo”) y César Cayo, mi abuelo.

A la propiedad central sería partida en cuatro y dados los sectores exteriores a Arsenio (Tulo) y las dos interiores a César Cayo, y cada uno de ellos continuó con mueblerías que serían colindantes y competencia indirecta (trabajan rubros distintos).
Arsenio era casado con la Señora Violeta Quiroz (una trepadora), cuya acción final desencadenaría la muerte de Arsenio, y una división entre sus hijos de los cuales uno se alejó por completo. En una discusión típica, en el patio del sector habitacional correspondiente a Arsenio (“Tulo”), este tomo un hacha, en una acción no vinculada a la discusión, sino para picar leña para la chimenea, pero la acción fue suficiente y la amenaza a juicio para una personalidad conocida en la ciudad, le fue muy dura y la evitó cediendole el ala oeste de la casa central (donde ella levanto un muro, para separarla de las posesiones de César Cayo, en el centro) y la casa habitacional a unos 200 m del lugar, casa de la que fue expulsado por Violeta. Viejo y Humillado, Arsenio se encerró en una pieza de 2×2 en su mueblería, donde moriría a los pocos meses.

Su hijo Arsenio (apodado “tulin”) se haría cargo de su mueblería con magros resultados.

Por su parte, mi abuelo tuvo (y tiene) un pasar más estable aunque siempre en decadencia en comparación con la edad dorada, que se vió interrumpido en los inicios de los ’70 con el tema de las expropiaciones. Si hasta llegaron a expropiar la casa central donde se habitaba, pero claro, la decisión de mi abuelo y un par de tiros al aire evitaron la consumación física del robo por parte de la UP (por cierto, el sector radical al que adhería el primero de los Arsenios se separaría del partido por irse marxistizando)…
Durante la época militar, vendrían tiempos de calma. Cayo, al hacerse cargo de la mueblería no lograría eso sí mantener los niveles anteriores. Finalmente María Elena, hija de Cayo y madrina de quien escribe se haría cargo de la misma, dando un giro a la línea para enfocarse en la producción de muebles de estilo, movida que funcionó, (aunque ahora está muy debilitada, porque el mercado gusta de lo chabacano) a ello hay que sumar un acercamiento a Carabineros y la Escuela Artillería de Linares, quienes serían clientes predilectos de la mueblería.

César Cayo se casaría con doña Ruth Duhart Pilgrim de cuya unión nacerían 6 hijos, 5 sobreviviendo a la infancia, mi padre, Cayo César Augusto (mi padre), Loreto Isabel (el tercero no lo recuerdo), Ruth María Elena (mi madrina), Alejandro Marcelo (y no recuerdo el tercero) y Claudia Cecilia Violeta.

Cayo César Augusto (o “Cayin”) sería mi padre, y creo en algún otro tema haber dado alguna anécdota.
Lo que me faltaría decir sería un tema que da risa y pena a la vez. A mediados de los ’90, hubo lluvias intensas e inundaciones en la zona. En vista de que el alcalde no hacía nada (maldito borracho DC, del tipo “siempre con la garrafa cerca”) mi familia organizó la ayuda a los necesitados, moviendo organizaciones gremiales, haciendo campaña y logrando conseguir colchones, alimentos y ropa para quienes más sufrían la inclemencia del tiempo… felicitaciones por aquí y por allá por la iniciativa, y un alcalde que por la prensa se enojó e insultó a la familia por haber hecho algo que “no le incumbía”…

Y una propia, negativa… de pequeño, una año para el día de la madre, habiendo cerca una bencinera Shell en la cual camioneros guardaban camiones, con un grupo de “amigos” pasamos y destrozamos los mismos… salimos pillados y mis “amigos” me culparon como supuesto líder… Eran millones en daños y que mi madre, profesora, no tenía como pagar… finalmente el dueño de los camiones dijo que más tarde vería que hacía, pero que si buscaba ciertas cosas que lanzamos lejos, sería más agradable su decisión, pasé días y días buscando en el sector pero nunca aparecieron las tapas (creo que eran las tapas de los motores…). Gracias a que me vió sólo, una vez ayudado por mi hermano, buscando, el dueño se acercó a mi abuelo y le dijo que no se preocupara, que por ser su amigo y haber visto mi esfuerzo y arrepentimiento no cobraría los daños (menos mal, era el medio regalito de día de la madre)… entonces, pasé de vandalismo (porque no hay otro nombre para lo que hice) a ser paladín, y ahora, al postular a derecho, a paladín caído, que espera titularse de señor del mal.

—————-

(CHON)
Por parte materna, mi abuelito, italiano, trabo las micros a Chile.. románticamente, recordando su tierra natal, les puso “góndolas”.

Por parte paterna, mi bisabuelo era un criolllo nacido en Ecuador, un niño índigo que dibujaba como los dioses.. hecho que les hizo pensar a mis tatarabuelos que estaba poseído por el demonio, asi que a los 5 años lo mandaron a un convento.. con la cuea’ de que había un curita pintor que le enseñó a mejorar sus habilidades artísticas… siendo ya quinceañero mi bisabuelo, se fué a la selva a pintar, con la mala suerte de haberse perdido.. se lo llevaron los indios…

Allá se dió la gran vida al estilo de Carlos Castaneda, le daban una y otra planta alucinógena, fumó más que todos los hippies sesenteros juntos, se drogó más que rocanrolero….

Largo paréntesis, nadie supo como, pero mi bisabuelo llegó a Perú y se casó con la hija de un comerciante, allá nació mi abuelito Virgilio, que tiene como 100 años (no es talla, salió en el periódico de Ovalle), Nazi el caballero, bautizó con un curita nazi a mi señor padre, a quien le puso Virgilio “5 de Septiembre” Manuel Ruilova Navarro.

Mi abuelito fué el único nazi de la familia, a pesar de que duramente intentó adoctrinar a toda su camada.. cerca de 12 hijos.

————————–
(Nycteris)
Uf, yo tengo por el lado materno ascendencia vasco francesa, francesa y chilota (asi que kaweshkar) y por el lado paterno, española y picunche imagino.. la que mas conozco es la entretenidisima historia materna: ycon bisabuelos, abuelos y tios partisanos luchando en la Francia ocupada de Vichy y en Africa contra el Afrika Korps, muuuchas historias ahi de la familia que se quedo alla), aunque el lado paterno no se queda atras con un abuelo chilote, aviador y al cual Dagoberto Godoy le robo (por ser oficial) el record de haber sido el primero que cruzo la Cordillera de Los Andes (mi abuelo por una apuesta se arranco a ver si se la podia y se la pudo, pero casi lo echan a la vuelta y no le reconocieron el vuelo). Ademas tiene el insolito record de haber aterrizado en un biplano AL REVES¡¡ (hay registros de esa hazaña). Ese abuelo estaba medio loco. Mi abuela materna, huerfana de un naufragio frances en el sur, criada por chilotes, una de las primeras matronas de Chile en el tiempo en que las mujeres sólo podian ser “profesoras”… muuchas historias. A ver si me ordeno y la cuento bien–

———————–

(joaquin)
Por el lado paterno, la familia de mi abuelo era de ecuatorianos desendientes de españoles ( castellanos creo ), n tio abuelo o tio taraabuelo o algo asi fue general en ecuador durante siertas guerras y como consigio la victoria le dieron en ecuador una extencion de tierras y desde entonses mi familia por ese lado fueron terratenientes latifundistas y militares. Mi abuelo parese estaba medio pelado con alguien de su familia y tampoco le gustaba ese estilo de vida, asi que se vino a chile y perdio su derecho a las tierras. Ahi se conocio con mi abuela paterna, de cuyos antepasados solo se que eran españoles relacionados con perú ( probablemente decendientes de españoles nacidos en el virreinato que vineron a chile). Por el lado materno debo confesar que no se nada de la familia de mi abuelo pues nunca lo conoci ya que murio antes de que yo naciera, por el lado de mi abuela tengo asendencia alemana ( alemanes creo de Westfalia de algun zona cercana a la ciudad de “colonia” ).

Podria decirse que soy 3/4 de hispano y 1/4 de aleman más o menos. Aunque no se si mis antepasados hispanos se ayan mesclado con alguna americana.

———————-

(glorits)
Por parte materna, aparentemente es la tipica historia de alemanes llegados al sur… con muchos, muchos hijos.
Por parte paterna es algo más interesante.
Me ayudaré con fuentes de internet… ya que no me se bien la historia.
Un dia… el Teniente Coronel realista español Lorenzo Cárdenas, llegó a Chile… no se si sus hijos nacieron aca o venian ya hechos de España… pero en fin… una se llamaba Mercedes, y el otro (que es mi tatarabuelo)… la verdad no se, porque no tengo mi arbol genealogico aqui.
Resulta que Mercedes se caso con Juan Antonio Riveros y tuvieron un hijo Galvarino Riveros Cardenas.
Revisando algunas fuentes de internet no sale claro si nacio en Valdivia o en Curaco de Velez… claro que si eso lo vieran los chilotes, se efurecerian… ya fueron mis tias fueron la que llevaron su cuerpo a Chiloé, por ser la unica linea de la familia viva.
Creo que me fui al final de su vida sin contar quien es él.
Galvarino Riveros fue Comandante del Blanco Encalada. Cuando comando esa nave, se consiguió la captura del Huascar en el Combate Naval de Angamos.
Asi que el Huascar es chileno… :p

——————–

(elizabeth howe)
en mi caso hay varias historias familiares.. la gran mayoria provienen del lado paterno..

mi abuela paterna me contó las historias familiares… y ahora mi otra abuela también lo ha estado haciendo (por el lado materno), asi que me estoy volviendo en la depositaria de tradiciones familiares, que ya bordean la leyenda….

Hablare en esta ocasión de la Murta…

Veamos… los registros históricos narran que mi familia paterna, los “Konrad”, de origen prusiano (zona de silesia, hoy sur de Polonia, casi contra el norte de la actual Rep. Checa), llegaron engatusados a Chile, hacia 1856… llegó solo un Konrad, llamado Julio (el resto de su familia se fue a America (USA)… que era donde querían ir realmente.. pero el representante del gobierno chileno les dijo que Chile también era America (la misma la tierra de la libertad y las oportunidades)… eso es fraude, digan lo que me digan)…

como sea, hacia el 22 de Diciembre de 1856 llegaron a Puerto Montt en un hacinado barco (traía 444 pasajeros y su capacidad era de 350), y ese mismo mes de ese año se midieron 40 chackras en la ribera norte del Lago Llanquihue; a mi familia se les asignó la parcela o “Schackra” Nº 19, mientras que en la continua, la 18, se instaló la familia Püschel, o sea, los suegros de Julio.

Las Chakras median 100 cuadras de frente por 1.500 de fondo y la cuadra medía 625 metros, lo que nos da, 62.500 metros de frente por 937.500 metros de fondo, o sea, una superficie aprox de 58.593.750.000 metros cuadrados o 5.859.375 hectáreas de pura y total selva virgen valdiviana… amén de la enorme cantidad de terreno sucio y densamente poblado por enormes árboles y sotobosque y animales salvajes como los pumas (o “liones”), recibieron además, 200 a 300 tablas de alerce, una arroba de clavos (unos 11,5 Kg), un azadón, un hacha, una sierra y unas semillas (registros históricos reales)

En el invierno de 1857 fueron desembarcados (más bien, abandonados a su suerte) en lo que hoy es llamado “Playa Konrad”, o “Playa El Molino”, eran ya 4 personas, Julio, Marie (su mujer) y sus hijos Anna y Gustav (de unos meses y quien sería mi bisabuelo)… comenzaron por limpiar algo del terreno de la chakra, en pleno invierno, donde no podían construir algo sin limpiar terreno primero… a Dios gracias encontraron en la orilla de la playa, en la base del acantilado (esa zona lacustre se caracteriza porque tiene acantilados que caen a pique al agua de unos 40 o mas metros de altura) una cueva o gruta en donde guarnecerse del inclemente invierno… (la cueva quedó sepultada bajo escombros tras el terremoto de 1960, pero mi papá alcanzó a conocerla)… mientras, iban despejando terreno para sembrar…

Como sean las cosas, y por falta de información, y pensando en las estaciones del año del Viejo Continente, probablemente lograron sembrar hacia fines de 1957, según ellos, “bastante tarde, en otoño, casi cerca del invierno”.. pero la cosecha no alcanzó a madurar y al llegar el invierno (mediados de abril) de 1858… se pudrió y perdió totalmente…. (tengan presente que los Püschel eran canasteros y los Konrad obreros de fabricas.. así que de agricultura… nada)

El Hambre comenzó a hacer estragos en la familia Konrad y en la de sus suegros… sin harina, la cosecha arruinada, sin nada que comer.. y sin posibilidades de comerciar con alguien (el comercio lacustre via “Vapores” no comenzó sino hacia principios de siglo XX).. desesperados… abandonados s su suerte por el Gobierno de Chile….. Julio y su cuñado cortaron uno de los grandes árboles junto al lago y a pura hacha tallaron en la madera una canoa… y con unos pocos pesos en el bolsillo para comprar harina se hicieron al “lago”, probablemente una mañana sin viento, para no zozobrar…. seguramente fueron orillando el lago hasta Puerto Varas, tardando una semana quizas más…

Quiso Dios que llegaran sanos y salvos a Puerto Varas (que se ubica justo al frente, y al otro lado de la rivera del lago Llaquihue).. sin embargo, el molino local ya no tenia harina… así pues, mi tatarabuelo Julio y su cuñado se encaminaron a Puerto Montt, por entonces en una ruta abierta a machete y pantanosa en extremo, por la cual se tardaba varios días en llegar a caballo y ellos iban a pie… para colmo de males, ya por ese entonces el Gobierno y la Judicatura Nacional eran incapaces de cumplir sus funciones, porque fueron asaltados por maleantes en el camino y los dejaron prácticamente desnudos…

Seguramente alguien (otro colono) se apiadó de ellos al llegar a Puerto Montt y les dio algo de ropa, pero tuvieron que 1º, conseguir un trabajo y 2º, trabajar más de un mes para conseguir dinero para comprar harina y otras cosas para que pueda comer la familia… y aun quedaba el viaje de regreso…

Mientras, la familia Konrad y la Püschel languidecían de hambre….. y no eran los únicos… muchos de los otros colonos de las chakras vecinas cometieron el mismo error de las estaciones y la siembra…. varias familias de esas murieron de hambre… debió haber sido horroroso….

Y así, sin noticias de sus parientes, creyendo quizás que no lograron llegar a Puerto Varas con el paso de los días… y hambrientos al extremo… el patriarca Püschel tuvo una idea… En la zona, a orillas del lago, crecían unos arbustos de hoja pequeña, pero que daban un fruto chiquitito, de color rojo medio rosado y de interior baquecino y al que tenían por venenoso, pues en Prusia existía una variedad parecida que también lo era… el patriarca decidió y pidió que recolectaran ese fruto en gran cantidad, porque como él era en más anciano, no importaría se moría envenenado, pero al menos, moriría con el estomago lleno… eso fue lo que dijo (en alemán, claro)… así que niños y adultos recolectaron ese fruto y esa noche, mi tatara-tatara abuelo Püschel se pegó el medio pansazo de eso frutos… previa despedida de sus parientes…

Y al día siguiente seguía vivo… me imagino que solo defecó medio rojo quizás, pero estaba vivito y coleando… así que esta vez todos recolectaron el fruto y comieron de él hasta hartarse… ese fruto era la Murta o Murtilla… y de él sobrevivieron hasta que Julio y su cuñado volvieron a la Chacra casi 3 meses después.. … hasta el día de hoy, cada vez que comemos murta, nos acordamos como nuestros ancestros sobrevivieron gracias a ella… y agradecemos a Dios por haberla creado… de mismo modo que mis ancestros lo hicieron en su momento…

Esto es verídico, consta registrado tanto en cartas de la época como en libros que las recogen, entre los que están el “Almanaque Chileno Alemán de 1943” (autor H. Schünemann) y en el libro “Familia Konrad, Julius Konrad & Marie Püschel, 150 años, 1856 – 2006” (editado por Impresiones Grafica Escorpio Ltda., Diciembre 2006).

Tengo varios relatos más, todos verídicos, que ire narrando más adelante…

———————-

(mrvr)
bueno, historias familiar varias

pero las que mas me gustan son de mi abuelo, por parte paterna

Camilo Villarroel Casubon (apellidos que suponemos estan bien, despues de una laaaaaaaaaaaaarga investigacion )

Nacido el 29 de Febrero de 1896 en limache

cuando tenia como 8 años se murio la mama , asi que se vino con unos cuatreros a Santiago donde vivio de pelusa y al amparo de una familia,

cuando cumplio 18 años entro al Servicio militar, donde participo en la construccion del tren a San jose de Maipo, realizando labores de maquinista una vez terminada la construccion.

Retirado del servicio por “discrepancias” fuertes con un oficial, se convirtio en maquinita de tranvia, donde sufre un accidente al ser atropeyado por un tranvia.

Trabajo en la canalizacion del Rio Mapocho

vive una vida tranquila, muy catolico

Declarado hijo ilustre de San Miguel el 28 de Febrero de 1998 al ser el habitante mas anciano de la comuna

Fallese a la edad de 110 años y 360 dias en febrero de 2007

—————————–

(D schrute)
Esta historia esta situada en un lugar de Grecia, ya que segun lo averiguado venian de Smirna, aunque tambien puede ser alguna zona del medio oriente. Mi bisabuelo solia recorrer ciertos caminos para llegar a su casa y siempre escuchaba la voz de una mujer cantar, cuando llegaba siempre lo comentaba y un dia decidio seguir la voz, comentario que habia hecho, y nunca más volvio. Nadie sabe que paso con él.

Mi abuelo cuando estaba haciendo el servicio militar, siempre le enviaban cosas dulces: queques, tortas, etc. Y él las guardaba en su locker, pero siempre cuando volvia ya no habia nada, entonces se dio cuenta de que uno de sus compañeros se los sacaban. Un dia cuando le llego una torta de manjar, con un cuchillo la partio por la mitad, tomo pichoga y le echo.
Cuento corto, estaban todos en la fila y de repente uno de sus compañeros dice: Permiso para ir al baño, y salio corriendo al W.C y ahi luego lo encaro.

———————-

(atali)

Yo no tengo historias antiguas porque en mi familia nadie se ha preocupado de saber de donde venimos y con suerte se el nombre de mis bisabuelos…

Pero mi abuelo materno ha pasado hartas aventuras en su vida… la principal es que… no se puede morir

Sus historias de cercania de la muerte son innumerables, voy a ver de cuales me acuerdo:

-Cuando era niño, lo mandaron a comprar al “centro” en tranvia o algo por el estilo, como era medio maldadoso y simpaticon, se sento en la parte de adelante al lado de la ventana para ir conversando con el chofer, pero chocaron y salio de cabeza rompiendo la ventana, para que no lo retaran, a pesar de tener la cabeza rota, se paro y salio arrancando y se volvio a la casa y se escondio arriba de un manzano, donde perdio el conocimiento por el golpe de la cabeza y se quedo ahi dos dias enteros!!! nadie lo encontraba y pensaban que se habia perdido hasta que desperto un poco y se cayo del arbol con la cabeza abierta e hipotermia.. y a los 3 dias estaba corriendo por las calles de nuevo.

– Cuando era joven, se metio a defender de un asalto a alguien y llegaron los amigos de los asaltantes (eran como 5) y cuando se tiraron encima de el todos con cuchillos, justo dio vuelta un auto en el pasaje donde lo tenian acorralado y los asaltantes no alcanzaron a matarlo.

– Hace unos años, estaba en la clinina (proxima historia) y llamaron a mi mama para que fuera a ver algo en las radiografias que le habian tomado, el doc nos pregunto si habia estado en algun accidente porque tenia absolutamente TODAS las costillas con señales de fracturas en multiples partes cada una, nosotras no sabiamos cuando habia pasado eso, asi que cuando se recupero le preguntamos y nos conto (por primera vez) que cuando lo llevaron detenido el año 73 (dijeron que habia puesto una bomba en unos pozos petroleros del sur… donde jamas habia estado) le pegaron tantos culatazos que le habian roto todas las costillas, de lo que se recupero casi sin tratamiento medico; tambien nos conto que eso no era nada… porque en la fila donde lo tenian, habian matado a tiros a las tres persoans que estaban en la fila antes que el.. y a las tres que estaban atras y con el solo se habian entretenido rompiendole las costillas…

– Hace unos años, un dia amanecio con el estomago hinchado y con mucho dolor, mis tias lo llevaron al consultorio, donde le dijeron que habia comido algo que le cayo mal y “estaba hinchadito” asi que se fuera a la casa, como seguia con el dolor, lo llevaron a la posta, donde dijeron que al parecer era la vesicula, que tomara unas gotas y aguantara no mas… al final termino en una clinica donde se dieron cuenta que tenia medio reventado el pancreas, el higado y no se que cosa mas y estaba a punto de estirar la pata, estuvo inconciente a punto de morirse dos meses!!!! y el 28de diciembre desperto, dijo que tenia hambre y se queria ir a pasar el año nuevo a la casa, que no podia estar dormido porque era su aniversario de matrimonio y lo dieron de alta y se mejoro como por arte de magia….

Bueno… son muchas historias asi simples que son de suerte no mas… pero cuando te das cuenta de que son decenas y decenas realmente le crees a mi abuelito cuando dice “hierba mala nunca muere”

—————————

(swordmeister)
Si bien tengo sange italiana (Lioi, mi segundo apellido por mi bisabuelo materno-paterno, y otros, por ejemplo, Juan Bautista Pastene, llegado con Pedro de Valdivia ), Inglesa (Walton y Greene, a mediados del siglo XIX), Alemana (Blumen y Lisperguer, que una abuela en 10ª generación era prima de la Quintrala), algunos españoles vascos llegados en el siglo XVIII (Rencoret, Argomedo, etc), en lo general soy chileno de pura cepa, en su mayoria descendiente de los primeros conquistadores de este país, y me siento muy orgulloso de eso. Hay algunas historias de abuelos mios que son cantadas en la Araucana o recopilada por Diego Barros Arana en su Historia general de Chile. Conozco trece generaciones de Baraonas (el primero de mi linaje llegado a chile en 1555), y en algunos de los muchos apellidos que entroncan en mi puedo remontarme a casi mil años.

Chileno de pura cepa, que conoce su herencia, que sabe donde buscar y encontrar la que no conoce (bendito don de investigador de archivos parroquiales – SE HACEN TRABAJOS PARTICULARES -)

————————-

(nimestel)Mi abuelita paterna era hija de un patrón de fundo y mi abuelito paterno era hijo del jardinero nuevo de la casa. Su hermana le habló del nuevo chiquillo guapo que había llegado, pero cuando mi abuelita lo vio por primera vez (pasó corriendo al lado de ella, sin pescarla) lo encontró feo.

La segunda vez que lo vio conversaron, mi abuelo se rió por algo que ella dijo y ahí a mi abuelita le empezó a gustar, dice que hasta ahora no sabe qué fue lo que pasó en ese momento. También dice haber estado segura de que el sentimiento era mutuo incluso antes de que le llegara la primera carta de él.

Ella no le contestó.

Llegó otra carta. Y otra más. La quinta carta que mi abuelo le escribió decía que iba a ser la última, a menos que recibiera una respuesta… y mi abuelita entendió que era hora de dejar de hacerse la difícil.

Así que le respondió.

Y así siguieron unos meses. Hasta que mi abuelito tuvo que irse a trabajar a Antuco y entonces las cartas demoraban más en comunicarlos… pero nunca dejaron de ir y venir.

Un año después, mi abuelito volvió de Antuco para pedir la mano de mi abuelita. Mi bisabuelo (hombre modernísimo) accedió… pero mi tatarabuelo dejó de hablarle a mi abuelita para siempre.

Se casaron y tuvieron 8 hijos, mi papá fue el segundo.

Viven juntos todavía, en una casa de madera que construyó mi abuelo, con un horno a leña y una cocina chiquitita que sigue siendo mi idea del paraíso. Llevan más de 50 años casados… y ella sigue haciéndolo reír.

——————-

(elizabeth howe)
Hoy ando de excelente humor… así que contaré otra historia…

Esta vez será de mi bisabuela Luise Raddatz Prill de Konrad…

Luise, nació y se crió junto al Lago Llanquihue… como gran mayoría de los descendientes de los colonos alemanes…. pero tuvo cierta suerte algo distinta que el resto de la población lacustre…

Siendo aun joven, y por conocencias – contactos – de su hermana mayor (casada con un ilustre individuo de Valparaíso), fue recomendada para trabajar como Institutriz de la Familia Cousiño… si, la misma que construyó el Palacio del mismo nombre de Santiago…

La omama Luise era muy risueña y tenía el don de llevarse de maravillas con los niños (mi tía y mi padre la recuerdan siempre cantándoles y haciéndoles juegos para entretenerlos… de hecho, mi hermana, la que me sigue, es igual), así que fue aceptada en la casa Cousiño (aprox. 1905 y siguientes)… cuentan que ella alcanzó a conocer a doña Isidora Goyenechea, quien era la abuela de los niños que ella cuidaba…

Ella solía llevar a los niños al Parque Cousiño, hoy Parque O’Higgins… y les enseñó a diferenciar los árboles que allí habían, e incluso, en cierta ocasión, recogieron castañas y almendras y las llevaron a casa… y el papá de los niños estaba asombrado de que esos frutos se dieran en el parque… él no lo sabía… (Diox,… tan ricos.. y tan ignorantes)…

Una de las historias que más destaca de los años que ella pasó allí, es aquella referida a la sopa del domingo… todos los domingos, después de asistir a misa (costumbre muy utilizada en la época), al almuerzo, se servía una sopa como entrada (recuerden, familia rica y de etiqueta = varios platos en las comidas), que a todo el mundo le gustaba, la encontraban de los más rica, incluso a ella…

Ocurrió que uno de los domingos en cuestión ella estaba enferma, así que no fue a misa y se quedó en el Palacio… como a media mañana se sintió algo mejor y salió a dar una vuelta por los jardines (los, porque eran varios)… y encontró a la cocinera rebuscando algo entre las plantas, que iba recolectando en un recipiente… extrañada, se le acercó a preguntarle que recogía (suponiendo que era algo para sazonar las comidas)… y la señora, así como si nada, va y le contesta que recogía babosas para la sopa del almuerzo…. BOBOSAS… si, esas cosas asquerositas que son como los caracoles, pero sin casa…. ¡¡¡¡Guacala!!!!…. Nunca les dijo nada a sus patrones… pero no volvió a comer sopa los domingos…

Pero la historia más recordada de la familia es la siguiente: … Como les contaba, mi omama Luise trabajó varios años como Institutriz de la familia…. su patrón, e hijo de doña Isidora (nadie a sido capaz de decirme cual de ellos), era una persona que solía viajar mucho por el mundo, tanto por placer como por asuntos de trabajo… y en una de esas, arribó a un país no se si de la Macronesia o la India, Camboya o Siam (hoy Tailandia)… pero de por esa zona (sudeste asiático)… él había sido uno de los invitados del rey o sultán o rajá o lo que sea de dicho lugar y había hecho amistad con este “rey”… y al venirse de vuelta, dicho rey le hizo un regalo… una caja de unos 15 a 20 cm por lado, hermosa y profusamente decorada… realmente era muy linda… pero le dijo que jamás de los jamases la abriera… y no le dijo por qué..

Así que la dichosa caja esa viajó hasta Chilito, y cuando llegó el nosecuanto Cousiño les digo de donde era y quien se la había regalado, y les dijo que no la abrieran, nunca…
Así que en un principio, me imagino que estuvo de adorno el algún trinche o mueble del Palacio… después, la guardaron en otra parte.. y luego otra (cada vez más relegada)…. con tal que terminó en el tercer piso del Palacio (hoy no existe después del incendio) en dónde estaban los dormitorios de la servidumbre importante (onda, mayordomo, cochero)… y finalizó su peregrinar en la habitación de mi bisabuela….

Ella la tenía de adorno primero en su cómoda, pero después la relegó encima del ropero… y allí estuvo como 3 años… (y ya llevaba como 10 o más en el Palacio)… y un día en que a mi omama le dio la “alentades” y estaba limpiando y ordenando su pieza, se topó con dicha caja….

La tomo, la “batió”, y la puso encima de una mesita de la habitación, la dio vueltas para un lado y pal otro… supongo que hasta que le pillo la rendija para abrirla… y la abrió… mientras se decía que lo que haya estado dentro, con tanto tiempo, estaría muerto… y se sentó en su cama mientras ordenaba algunas pilchas…

En eso la mira la cajita y ve, que desde el interior se asomaba una cosa medio redonda y negra sobre un pedestal… y de ese pseudo pedestal… una a una, poco a poco, lentamente, se iban extendiendo las patas de la alimaña esa… una.. dos… tres… seis… ocho…. la MEDIA ARAÑA… más grande que la mano de un hombre….

Fue un solo grito que se escucho por todo el Palacio y se desmayó la señora…. y como la omama Luise era muy propia… llegó hasta su patrón a su pieza para saber por que había gritado de pánico….. y en eso ven a la monstruosidad de la caja…. que por suerte se movía lento… de lo contrario mi bisabuela no había sobrevivido para contarlo… y mataron a la alimaña esa….

Supongo que mandaron en cadáver arañístico a algún biólogo o semejante de la época para que les dijera que era eso…. era una araña, nativa del país del sudeste asiático de dónde vino, sumamente venenosa y mortal… pero de movimientos lentos… y había sobrevivido tantos años en la caja, porque ésta tenía untada en su interior, una sustancia que la araña desprendía con sus mandíbulas y se alimentaba de ella… HORROR…

Supongo que es de nuestra omama Luisa, que, en algo que les aseguro es genético, todas las mujeres de la familia tenemos una aracnofobia terrible…. mi tía y mi prima se desmayan… mis hermanas gritan y se semi-paralizan y yo reacciono buscando algo lo suficientemente largo para matarlas a distancia (una evolución al miedo nacida de la experiencia de toparme con unas 20 a 25 arañas de rincón grandes, en un lapso de mes y medio en mi habitación)…. pero me dan pánico igual…

Con el paso de los años, y cuando ostentaba 33 años (ya la dejaba el tren, en aquel entonces), vino un alemancito de orillas del Llanquihue a visitarla y se enamoraron y casaron… y eso que tuvo otros pretendientes de “mejor cuna” como uno de los Lyon…. Como sea, ambos se asentaron a orillas del lago y tuvo 3 hijos propios y “adoptaron” una cuarta, que de ella hablaré en otro momento… sus nombres: Malvine, Hugo y Alberto (mi abuelo, llamado así porque era el nombre de uno de los niños Cousiño que ella educó) y la pequeña Melita…

Por último, cuentan que un buen día, cuando sus niños eran aun pequeños, llegó en el vapor de la tarde su ex patrón, el sr. Cousiño, a visitarla… le pedía que por favor volviera a Santiago porque sus niños la extrañaban… incluso le ofreció a su marido, mi opapa Gustavo Konrad, comprarle una parcela de unas 100 hectáreas cerca de Santiago para poder ir a visitarlos… y no quisieron… (menudo cabeza de %#&.. mi bisabuelo… hoy seríamos quizás de la elite santiaguina.. jajajajajajaja)… como sea, por acá se quedaron… y aun hoy seguimos acá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.